Respuestas clínicas Cochrane

Niveles de evidencia

Evidencia A

Reducción del riesgo cardiovascular: hay evidencia de buena calidad de que la reducción intensiva de la presión arterial (a una presión sistólica <120 mmHg durante 4.7 años, en comparación con objetivos de <140 mmHg) no reduce el riesgo (resultado compuesto: IM no mortal, accidente cerebrovascular no mortal o muerte por causa cardiovascular) en personas con diabetes de tipo 2. La reducción intensiva de la presión arterial aumentó el riesgo de eventos adversos.[81]

Evidencia A

Mortalidad: hay evidencia de buena calidad de que la terapia para lograr un control glucémico muy estricto (objetivo de HbA1c 42 mmol/mol a 48 mmol/mol [6% a 6.5%] en un lapso de 3 a 5 años) no fue ni beneficiosa ni dañina para la mortalidad en pacientes con diabetes de tipo 2 y riesgo o enfermedad cardiovascular.[98][99][101][102] Un control muy estricto también aumentó el riesgo de hipoglucemia.

Evidencia B

Resultados maternos y neonatos: hay evidencia de calidad media que sugiere que un mejor control glucémico antes de la concepción y en el primer trimestre mejora el desenlace.[2][152][153]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad