Discusión con el paciente

  • Se debe informar a los pacientes que los ajustes frecuentes de los medicamentos representan un buen cuidado y no un signo de fracaso ni una razón para culparse a sí mismos.

  • El uso de la monitorización de los datos de glucemia por parte del paciente para identificar rápidamente la pérdida del control glucémico y ajustar la terapia de manera anticipada es una destreza de automanejo esencial cuando se usan regímenes con multidosis de insulina, y requiere la educación del paciente y un acceso fácil a los miembros del equipo médico entre las visitas quirúrgicas programadas. A las personas que siguen regímenes de insulina de dosis múltiples se les recomienda a menudo que usen equipo de monitorización continua de la glucosa, o que monitoricen los niveles de glucemia antes de las comidas y a la hora de acostarse.

  • En otros pacientes con diabetes, la automonitorización puede ser útil para evaluar el impacto de los cambios en la dieta, el esquema farmacoterapéutico y el ejercicio, así como para guiar la ingesta de líquidos y la gestión de la medicación durante los episodios de la enfermedad.[199][201] [ Cochrane Clinical Answers logo ]

  • Todas las mujeres en edad fértil con diabetes deben recibir orientación sobre la importancia de un control glucémico estricto antes a la concepción.[2]

  • Los pacientes deben recibir orientación acerca de cómo prevenir e identificar rápidamente complicaciones en los ojos, en los pies, en los riñones y cardiovasculares.

  • Se debe informar a los pacientes que la glucemia baja (glucosa ≤3.9 mmol/L [≤70 mg/dL]) con frecuencia está acompañada por síntomas como taquicardia, sudoración, temblores, hambre intensa o confusión, y deben tratarse inmediatamente mediante la ingesta de 15-20 g de carbohidratos (el equivalente a 3-4 tabletas de glucosa de 5 gramos por tableta). Después del autotratamiento, se debe volver a medir la glucemia si es posible. Se debe instruir a los pacientes que reporten inmediatamente la hipoglucemia nocturna o episodios recurrentes de hipoglucemia para que se ajuste la terapia. Los pacientes deben tener una merienda de carbohidratos antes de hacer ejercicio si su glucemia autocontrolada es < 5.6 mmol/L (<100 mg/dL) y el paciente está tomando insulina o un secretagogo de insulina (sulfonilureas o meglitinida). Los pacientes que usan inhibidores de la alfa glucosidasa y experimentan hipoglucemia deben usar comprimidos de glucosa porque el tratamiento hace más lenta la absorción de los carbohidratos convencionales.[2] Los pacientes a riesgo de hipoglucemia clínicamente significativa (glucosa <3.0 mmol/L [<54 mg/dL]) deben tener glucagón inyectable disponible, y un compañero cercano debe saber sobre cómo inyectar glucagón.[2]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad