Epidemiología

La prevalencia de diabetes está aumentando en todo el mundo, agravada por el crecimiento demográfico y el envejecimiento de la población.[3] En 1980, la prevalencia mundial de diabetes estandarizada por edad era del 4.3%.[3] En 2017, la prevalencia mundial de diabetes estandarizada por edad se estimó en un 8.6%.[4] Los datos de la encuesta sobre la diabetes en adultos no separan la diabetes tipo 1 de la tipo 2, pero la mayoría de los casos de diabetes (alrededor del 90%) son de tipo 2.[3] Sin embargo, aunque la carga general de diabetes está aumentando, las tendencias en la tasa de incidencia de diabetes se han estabilizado y ahora parecen estar disminuyendo. Los datos de la encuesta nacional de entrevistas de salud en EE. UU. (US National Health Interview Survey) documentaron que la incidencia de diabetes diagnosticada y ajustada a la edad disminuyó de 2007 a 2017, de 7.8 a 6.0 por cada 1000 adultos.[5] 

La incidencia y prevalencia de la diabetes tipo 2 ha aumentado constantemente desde 1950, impulsada por el aumento de la prevalencia de la obesidad y el sobrepeso.[6] En los Estados Unidos en 2017, la diabetes tipo 2 tenía una prevalencia del 8.5%.[7] En el Reino Unido, las tasas de prevalencia de diabetes tipo 2 aumentaron del 3.21% en 2004 al 5.26% en 2014, y las tasas de incidencia permanecieron estables.[8] El inicio clínico suele ir precedida de muchos años de resistencia a la insulina e hiperinsulinemia antes de que se detecten niveles elevados de glucosa.[1] 

Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen un riesgo muy alto de hipertensión concurrente (80% a 90%), alteraciones de los lípidos (70% a 80%) y sobrepeso u obesidad (60% a 70%).[9] Cuando la diabetes se diagnostica a los 40 años de edad, los hombres pierden en promedio 5.8 años de vida y las mujeres pierden en promedio 6.8 años de vida, lo cual subraya la importancia de la prevención primaria de la diabetes.[10] No obstante, el inicio de la diabetes a edades avanzadas presenta un efecto mucho menor sobre la esperanza de vida si se puede lograr y mantener el control moderado de la glucosa y la presión arterial.

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad