Prevención primaria

Se recomiendan las siguientes medidas preventivas para personas en un área afectada por un brote:

  • Practicar higiene cuidadosa (p. ej., lavarse las manos con agua y jabón, desinfectantes para manos a base de alcohol o solución de cloro)

  • Evitar el contacto con fluidos corporales

  • No manipular elementos que hayan entrado en contacto con los fluidos corporales de una persona infectada (p. ej., ropas, equipo médico, agujas)

  • Evitar rituales funerarios o de sepultura que requieran manipulación del cuerpo de alguien que murió de una infección por el virus del Ébola, confirmada o presunta

  • Evitar el contacto con primates no humanos y murciélagos, incluso fluidos corporales o carne cruda preparada de dichos animales

  • Evitar hospitales de África Occidental donde se estén tratando pacientes infectados (salvo que se concurra a trabajar)

  • Las personas que regresan de un viaje (incluso los profesionales de salud) deben seguir las políticas locales de vigilancia, monitorizar su estado de salud durante 21 días y procurar atención médica si se presentan síntomas, especialmente fiebre.

Los profesionales de salud que puedan haberse expuesto a pacientes infectados deben seguir los siguientes pasos:

World Health Organization (WHO): aide-memoire for infection prevention and control in a health care facility external link opens in a new window

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): infection control for viral haemorrhagic fevers in the African health care setting external link opens in a new window

Si hay sospecha de infección en función del cribado inicial, es necesario el aislamiento inmediato antes de realizar cualquier análisis diagnóstico adicional. Esto es crucial para reducir el contacto con otros pacientes y profesionales de salud mientras se analiza al paciente. Las medidas de aislamiento deben continuar hasta que el paciente tenga un resultado de análisis negativo.[69]

El mayor factor de riesgo de los profesionales de salud cuando atienden a pacientes infectados es tocarse inadvertidamente el rostro o el cuello por debajo de la mascarilla protectora durante la atención al paciente y quitarse el equipo de protección individual. Los profesionales de salud deben entender los siguientes principios básicos del uso del equipo de protección individual:[69]

  • Colocación del equipo de protección individual: el equipo de protección individual debe colocarse correctamente, en el orden adecuado, antes de entrar en el área de atención al paciente. Dado que el equipo de protección individual no debe variarse una vez dentro del área de atención al paciente, es preciso tomar precauciones para cerciorarse de que se ha colocado el equipo de la forma más confortable posible antes de entrar en el área de atención al paciente. Ninguna parte de la piel debe quedar expuesta. Un observador capacitado debe controlar en forma directa la colocación del equipo, y debe llevarse a cabo un control final antes de ingresar al área de atención al paciente

  • Durante el cuidado del paciente: el equipo de protección individual debe permanecer en su lugar y usarse correctamente durante la exposición a áreas posiblemente contaminadas. No se debe acomodar el equipo de protección individual durante la atención al paciente. Los profesionales de salud deben desinfectar los guantes frecuentemente con productos de limpieza a base de alcohol o solución de cloro, sobre todo después de manipular fluidos corporales. Si hubiere incumplimiento parcial o total del protocolo durante la colocación del equipo de protección individual (p. ej., guantes separados de las mangas que dejen la piel expuesta, una rasgadura en un guante externo, un pinchazo con una aguja) durante la atención al paciente, el profesional de salud deberá ir de inmediato al área donde se quita el equipo, a fin de evaluar la exposición y llevar a cabo el plan de exposición del establecimiento, si fuere indicado. Los procedimientos de acción inmediata que deben realizarse en caso de exposición de alto riesgo (lesión al pincharse con una aguja y salpicaduras de la membrana mucosa) deben estar claros paras todos los profesionales de la salud. Después de quitarse el equipo de manera segura, se debe llevar a cabo una rápida evaluación de riesgos y considerar la profilaxis postexposición (PEP).[70]

  • Mudada del equipo de protección individual: quitarse el equipo de protección individual utilizado es un proceso de riesgo alto que requiere un procedimiento estructurado, un observador capacitado y un área designada para quitarse el equipo a fin de garantizar la protección. El equipo de protección individual debe quitarse lenta y deliberadamente en la secuencia correcta para reducir la posibilidad de autocontaminación u otra exposición. Se debe desarrollar un proceso paso a paso y llevarlo a cabo durante la capacitación y la práctica diaria.

com.bmj.content.model.Caption@23420b71[Figure caption and citation for the preceding image starts]: Profesional de salud con equipo de protección individual en un centro de tratamiento del Ébola en Sierra Leona, 2014De la colección personal de Chris Lane, MSc (Public Health England/Organización Mundial de la Salud); uso autorizado [Citation ends].

No debe subestimarse la importancia de la supervisión de un colega cuando se está dentro del área de atención al paciente y durante las actividades de colocación y retirada de vestimenta, a fin de garantizar una práctica segura, junto con la orientación de monitores independientes si estuviesen disponibles. Centers for Disease Control and Prevention (CDC): the buddy system external link opens in a new window

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) proporcionan una guía detallada sobre el equipo de protección individual:

Vacunas:

  • La Agencia Europea de Medicamentos ha concedido una autorización condicional de comercialización a la vacuna rVSV-ZEBOV en la Unión Europea para la inmunización activa de adultos con riesgo de infección por el Ébola. La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos también ha aprobado la vacuna para la prevención del Ébola en adultos. Esta vacuna se está utilizando en el actual brote en la República Democrática del Congo. Una segunda vacuna (Ad26.ZEBOV/MVA-BN-Filo, un régimen de vacunas heterólogas de dos dosis) también se está utilizando en el brote. Ver la sección de Emergentes para más detalles sobre las vacunas.

World Health Organization (WHO): Ebola: infection prevention and control external link opens in a new window

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Ebola prevention external link opens in a new window

Prevención secundaria

La infección por el virus del Ébola es una enfermedad notificable por obligación.

Si hay sospecha de infección, debe aislarse al paciente y todos los profesionales de salud en contacto con el paciente deben usar equipo de protección individual. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) proporcionan una guía detallada sobre el equipo de protección individual:

Es esencial rastrear a los contactos (p. ej., familiares, amigos, colegas de trabajo). Las personas que estuvieron expuestas al virus del Ébola en los últimos 21 días y que son asintomáticas requieren de monitorización a lo largo de todo el periodo de incubación para garantizar el rápido reconocimiento de los síntomas seguido de su inmediato aislamiento. La OMS ha elaborado una guía sobre el rastreo de contactos:

Los profesionales de salud con sospecha de estar infectados se deben aislar y tratar de la misma forma que otros pacientes hasta que se confirme un diagnóstico negativo.[132] En caso de exposición a fluidos corporales de un paciente con sospecha de infección, la persona deberá lavar inmediatamente las superficies de la piel afectada con agua y jabón e irrigar las membranas mucosas con abundante agua.

Son esenciales las prácticas seguras de sepultura, pero no siempre son culturalmente aceptadas, lo cual continúa siendo un desafío.[66]

World Health Organization (WHO): how to conduct safe and dignified burial of a patient who has died from suspected or confirmed Ebola virus disease external link opens in a new window

Profilaxis postexposición (PPE):

  • Este es un campo que cambia rápidamente.[207] Se ha propuesto un marco útil que tiene un enfoque estratificado con respecto al riesgo de exposición.

  • La PPE se recomienda en pacientes de alto riesgo (por ejemplo, personas con la piel dañada o cuya membrana mucosa ha estado en contacto con un paciente infectado, vivo o fallecido, o bien sus fluidos corporales, o alguna lesión penetrante, contacto con guantes o ropa contaminados). También se puede considerar en pacientes con la piel intacta que han estado en contacto unicamente con un paciente infectado (vivo o fallecido) o con sus fluidos corporales. Las opciones a considerar incluyen inmunoterapia pasiva con anticuerpos monoclonales (p.ej., ZMapp, MIL77), agentes antivirales (p.ej., favipiravir, remdesivir, BCX4430) o vacunación (p.ej., rVSV-ZEBOV) dependiendo de las circunstancias específicas del paciente.[208]

  • Además de estas intervenciones, se requiere apoyo psicológico para los profesionales de la salud expuestos a agentes patógenos peligrosos.[209]

World Health Organization (WHO): Ebola: infection prevention and control external link opens in a new window

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Ebola prevention external link opens in a new window

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad