Tratamientos emergentes

Atoltivimab/maftivimab/odesivimab

El atoltivimab/maftivimab/odesivimab (anteriormente conocido como REGN-EB3) es un cóctel de anticuerpos que consiste en tres anticuerpos monoclonales totalmente humanos dirigidos a tres epítopos de glucoproteínas del virus del Ébola del Zaire no superpuestos. Los tres anticuerpos se unen a la glucoproteína en la superficie del virus simultáneamente y bloquean la unión y la entrada del virus. Es el primer tratamiento aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para el tratamiento de la infección por el virus del Ébola del Zaire, y se ha aprobado su uso en niños y adultos. El atoltivimab/maftivimab/odesivimab se evaluó en el ensayo PALM, un estudio abierto aleatorizado controlado multicéntrico, así como parte de un programa de acceso ampliado llevado a cabo en la República Democrática del Congo (RDC) durante el brote de 2018. El principal criterio de valoración de la eficacia en el ensayo fue la mortalidad a los 28 días. De los pacientes que recibieron atoltivimab/maftivimab/odesivimab, el 33.5% murió después de 28 días, en comparación con el 51% de los pacientes del grupo de control (ZMapp).[157] El atoltivimab/maftivimab/odesivimab se administra en una única dosis intravenosa. Los efectos adversos incluyen reacciones relacionadas con la infusión, fiebre/escalofríos, taquicardia, taquipnea, hipotensión, hipoxia y aumento de las enzimas hepáticas. La combinación de anticuerpos también ha recibido la designación de medicamento huérfano por parte de la Agencia Europea de Medicamentos.

Ansuvimab

El ansuvimab (anteriormente conocido como mAb114) es un anticuerpo monoclonal IgG1 humano dirigido a la glucoproteína del ebolavirus del Zaire. Fue aislado de un sobreviviente humano del brote de 1995 en Kikwit (República Democrática del Congo) y desarrollado por el National Institutes of Health de Estados Unidos. El ensayo del PALM determinó que el ansuvimab presentaba mejores resultados al ZMapp para la reducción de la mortalidad. De los pacientes que recibieron ansuvimab, el 35.1% murió después de 28 días, en comparación con el 51% de los pacientes del grupo de control (ZMapp).[157] El ansuvimab se administra en una única dosis intravenosa. La FDA le ha concedido la designación de terapia de vanguardia y actualmente está siendo objeto de una revisión de prioridad.

ZMapp

Una combinación experimental de tres anticuerpos monoclonales humanizados dirigidos a tres epítopos de glucoproteína del virus del Ébola, diseñados para su expresión en las plantas de tabaco.[158][159][160] Se encontró que el ZMapp tenía un efecto protector cuando se administraba a primates no humanos 24-48 horas después de la infección. Otro estudio demostró que el fármaco era capaz de recuperar primates no humanos cuando el tratamiento se inicia hasta 5 días después de la infección.[161] El ensayo del PALM determinó que el ZMapp tenía resultados inferiores, tanto al atoltivimab/maftivimab/odesivimab, como al ansuvimab para reducir la mortalidad.[157]

Remdesivir

Es un profármaco de análogo nucleotídico de adenina que tiene una potente actividad frente a una variedad de filovirus en modelos de infección de células de primates. Los estudios iniciales han demostrado una excelente eficacia como tratamiento en primates no humanos infectados con el virus del Ébola.[141] El ensayo del PALM determinó que el remdesivir presentaba resultados inferiores, tanto al atoltivimab/maftivimab/odesivimab, al ansuvimab y al ZMapp para reducir la mortalidad.[157] Actualmente, se está utilizando para el tratamiento de la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19).

Favipiravir

Conocido anteriormente como T-705, el favipiravir es un fármaco antiviral experimental que inhibe selectivamente la polimerasa del ácido ribonucleico (ARN) viral dependiente de ARN. Es activo contra el virus de la gripe, el virus del Nilo Occidental, el virus de fiebre amarilla, el exantema vírico de manos, pies y boca y también contra otros flavivirus, arenavirus, bunyavirus y alfavirus. Actualmente el fármaco está aprobado en Japón para pandemias de gripe, pero se halló que es eficaz contra el virus del Ébola en modelos de ratón.[162] Se iniciaron ensayos de fase II en humanos en Guinea, utilizando una dosis más alta que la utilizada para la gripe. El ensayo JIKI, un ensayo multicéntrico no aleatorio realizado en Guinea entre 2014-2015, sugirió una buena tolerabilidad a una dosis más alta en un entorno de bajos recursos, así como un beneficio potencial en pacientes con cargas virales bajas.[163]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad