Epidemiología

Los primeros casos de infección por el virus del Ébola se reportaron en Zaire (actualmente conocido como República Democrática del Congo) en 1976. Hubo 318 casos y 280 muertes, una tasa de letalidad de 88%.[24] La transmisión en este brote se relacionó con el uso de agujas contaminadas en un paciente ambulatorio en el Hospital Misionario de Yambuku. Desde entonces, han ocurrido brotes frecuentes en África Central y Occidental.[25]

Es la especie más común del virus del Ébola responsable por los brotes es el virus del Ébola de Zaire y la segunda especie más común el virus del Ébola de Sudán.

El virus del Ébola de Zaire fue responsable por el brote que comenzó en África Occidental en 2014. Se reportó por primera vez en marzo de 2014 y fue el brote más importante desde el descubrimiento del virus en 1976. La secuenciación genética ha demostrado que el virus aislado de pacientes infectados en el brote de 2014 es un 97% similar al virus que surgió por primera vez en 1976.[26] Se reportaron más de 28,000 casos (confirmados, probables y posibles) en este brote con más de 11,000 muertes.

En brotes anteriores, el virus del Ébola del Zaire tiene una tasa de letalidad reportada de hasta el 90%.[6] La comparación directa de las tasas de letalidad entre los diferentes brotes y centros de tratamiento del Ébola debe interpretarse con cautela, ya que muchas variables pueden introducir sesgos y sesgar incluso los datos de cohortes de gran tamaño. La tasa de letalidad durante el brote de 2014 alcanzó el 64.3% en los ingresos hospitalarios,[18] disminuye al 31.5% en algunos centros de tratamiento de África Occidental,[27] y es de aproximadamente el 20% en los pacientes tratados fuera de África Occidental.[28]

En contraste, el virus del Ébola de Sudán presenta, en brotes anteriores, una tasa de letalidad más baja, del 53% al 65%, siendo el mayor brote el de Uganda en 2000 (425 casos).[6] Sólo ha habido 1 brote de Bundibugyo ébolavirus: en 2007 en el oeste de Uganda y este brote presentó una tasa de letalidad del 25%.[9]

La OMS declara un brote como finalizado cuando un país no ha informado ningún caso durante 42 días (es decir, dos veces el periodo de incubación máximo), siempre que esté presente una vigilancia activa demostrable y una buena capacidad de diagnóstico.[29]

Actualmente hay un brote en la provincia de Ecuador, República Democrática del Congo (RDC). Este es el undécimo brote identificado en la RDC hasta la fecha.[30]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad