Tratamientos emergentes

Nuevos antibióticos

Dadas las preocupaciones sobre el aumento de la resistencia a los fármacos y las cuestiones de seguridad (p. ej., las fluoroquinolonas) con los antibióticos existentes, es necesario seguir investigando sobre nuevos agentes terapéuticos. En esta sección se detallan los fármacos antibióticos más novedosos. Las guías de práctica clínica actuales no las recomiendan todavía, ya que requieren una mayor validación. Por lo tanto, se considera que estos fármacos aún son tratamientos emergentes. A pesar de esto, algunos de estos nuevos antibióticos están aprobados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para el tratamiento de la NAC y pueden ser considerados bajo la orientación de un especialista.

Lefamulina

Un antibiótico de pleuromutilina de primera clase disponible en formulaciones orales e intravenosas. Inhibe la síntesis bacteriana de proteínas a través de interacciones con los sitios A- y P- del centro de la peptidil transferasa de la subunidad 50S. La lefamulina ofrece un espectro único de actividad que cubre Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis, Legionella pneumophila, Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae, Staphylococcus aureus (incluyendo S aureus resistente a la meticilina [SARM]), estreptococos beta-hemolíticos (incluyendo S pyogenes y S agalactiae), y Enterococcus faecium (incluyendo enterocococos resistentes a la vancomicina). Carece de resistencia cruzada con otras clases de antibióticos para S pneumoniae y S aureus.[135][136][137] La seguridad y eficacia de la lefamulina se ha evaluado en dos ensayos clínicos de fase 3 en los que se encontró que esta no es inferior a la moxifloxacina (con o sin linezolid) en cuanto a las variables principales de evaluación de la eficacia (respuesta clínica temprana, evaluación de la respuesta clínica por parte del investigador). Se consideraba segura y bien tolerada.[138][139] Sin embargo, tiene el potencial de causar una prolongación del intervalo QT y no debe usarse en pacientes con una prolongación del intervalo QT conocida, arritmias ventriculares o que estén tomando otros fármacos que prolonguen el intervalo QT. La lefamulina está aprobada por la FDA para el tratamiento de la NAC en adultos; sin embargo, su lugar exacto en el manejo aún no está claro.

Delafloxacino

Un nuevo antibiótico de fluoroquinolona aprobado por la FDA para el tratamiento de adultos con NAC causada por bacterias susceptibles designadas. La aprobación se basa en los resultados de un estudio de fase 3 que encontró que su eficacia no era inferior a la moxifloxacina.[140]

Omadaciclina

Un nuevo antibiótico tetraciclínico modernizado (aminometilciclina) con actividad de amplio espectro, diseñado para superar la resistencia a la tetraciclina. Está disponible en formulaciones orales e intravenosas. Como otros antibióticos de la clase de las tetraciclinas, la omadaciclina puede provocar la decoloración de los dientes de leche y la inhibición del crecimiento óseo fetal cuando se administra durante el embarazo. Se ha encontrado que su eficacia en adultos con NAC no es inferior a la moxifloxacina.[141] La omadaciclina está aprobada por la FDA para el tratamiento de la NAC en adultos; sin embargo, se le negó la aprobación para esta indicación en Europa en octubre de 2018.

Ceftobiprol

Una cefalosporina parenteral de amplio espectro que tiene actividad microbiológica frente a las bacterias patógenas más comunes que causan la NAC, incluido el SARM. En un estudio de fase III se halló que el ceftobiprol fue no inferior a la ceftriaxona con o sin linezolid para el tratamiento de la NAC.[142]

Nemonoxacina

Es una quinolona no fluorada de amplio espectro. Presenta mayor actividad antimicrobiana que las fluoroquinolonas (p. ej., levofloxacino) contra el SARM, el Staphylococcus epidermidis sensible a meticilina (SESM), el S epidermidis resistente a meticilina (SERM), el S pneumoniae y el Enterobacter faecalis. Una revisión sistemática encontró que es tan eficaz y bien tolerada como la levofloxacina en pacientes con NAC.[143] La nemonoxacina está aprobada en Taiwán para el tratamiento de la NAC en adultos, pero actualmente no está aprobada en los Estados Unidos, el Reino Unido o Europa.

Solitromicina

Es un fluoroquetólido con actividad antimicrobiana frente a bacterias grampositivas y gramnegativas generalmente asociadas con la NAC. Un estudio de fase II completo demostró que la solitromicina tenía una eficacia similar a la del levofloxacino en adultos con NAC bacteriana con puntuaciones en la escala de Pneumonia Severity Index (PSI) de II a IV.[144] También se ha encontrado que es no inferior a moxifloxacino.[145] Actualmente, la solitromicina está en la fase III de desarrollo para el tratamiento de la NAC bacteriana.

Estatinas

Existen evidencias que indican que las estatinas pueden reducir el riesgo de NAC y sus complicaciones debido a sus efectos inmunomoduladores. Los datos sugieren que los pacientes con NAC que están tomando estatinas en el momento de su ingreso hospitalario presentan un menor riesgo de mortalidad en el hospital.[146] Un metanálisis encontró que las estatinas pueden disminuir la mortalidad asociada con la NAC, así como reducir la necesidad de ventilación mecánica o el ingreso a la unidad de cuidados intensivos.[147] Sin embargo, no está claro si el uso de estatinas puede reducir el riesgo de neumonía y se requieren estudios adicionales. Es importante señalar que las estatinas interactúan con los macrólidos, una clase de antibióticos que se utiliza frecuentemente para el tratamiento de la NAC. Estos fármacos no deben utilizarse en combinación, ya que los macrólidos inhiben el metabolismo de las estatinas a través de la vía CYP3A4 y, por lo tanto, aumentan el riesgo de miopatía y rabdomiólisis.

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad