Criterios

Diagnostic and statistical manual of mental disorders, fifth edition (DSM-5)[1]

El Diagnostic and statistical manual of mental disorders, fifth edition (DSM-5) (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición [DSM-5]) divide la depresión en las siguientes categorías:

  • Trastorno depresivo mayor

  • Trastorno depresivo persistente (distimia)

  • Trastorno disfórico premenstrual

  • Otros trastornos depresivos (que no cumplen con los criterios del trastorno depresivo mayor debido al abuso de sustancias, efectos secundarios de medicamentos, afecciones clínicas u otras razones, especificadas o no)

Depresión mayor[1]

Cinco o más de los siguientes síntomas han estado presentes durante el mismo periodo de 2 semanas y representan un cambio con respecto al funcionamiento previo. Al menos uno de los síntomas es el estado de ánimo deprimido o la pérdida de interés o de placer:

  • Estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día, casi todos los días, referido por el propio paciente u observado por otros.

  • Menor interés o placer con respecto a todas o casi todas las actividades durante la mayor parte del día, casi todos los días.

  • Pérdida de peso significativa mientras no se hace dieta, aumento de peso, o bien disminución o aumento del apetito casi todos los días.

  • Insomnio o hipersomnia casi todos los días.

  • Retraso o agitación psicomotores casi todos los días.

  • Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.

  • Desvalorización o culpa excesiva o inadecuada casi todos los días.

  • Disminución en la capacidad de pensar o concentrarse casi todos los días.

  • Pensamientos recurrentes referidos a la muerte, ideación suicida recurrente sin un plan específico.

Además, estos síntomas:

  • Provocan deterioro funcional (p. ej., social, laboral).

  • No se explican mejor con el abuso de sustancias, efectos secundarios de medicamentos u otras afecciones clínicas somáticas o psiquiátricas.

En el DSM-5 se definen 3 grados de gravedad de la depresión mayor:

  • Leve: pocos o ningún síntoma más que los requeridos para el diagnóstico de la depresión mayor con deterioro funcional menor.

  • Moderada: más que el número de síntomas requerido para el diagnóstico de la depresión, con mayor intensidad y deterioro funcional moderado.

  • Grave: muchos más síntomas que los requeridos para el diagnóstico de depresión con deterioro funcional alto; características psicóticas como alucinaciones o paranoia pueden estar presentes.

Trastorno depresivo (subumbral o depresión menor)[1]

Esta designación diagnóstica no existe en el DSM-5, pero antes se la usaba para denominar a los pacientes que presentaban entre 2 y 4 síntomas de depresión, entre ellos estado de ánimo triste o bien anhedonia, durante al menos 2 semanas.

Trastorno depresivo debido a lo siguiente:

  • Uso/abuso de sustancias/medicamentos: síndrome depresivo mayor completo o parcial atribuible a productos farmacéuticos u otros estupefacientes

  • Afección clínica: síndrome depresivo mayor completo o parcial atribuible a otra enfermedad médica somática

  • Otros trastornos depresivos (determinado o indeterminado): síndrome depresivo mayor atribuible a otra causa somática o externa, o un síndrome depresivo que, por otras causas conocidas o desconocidas, no cumple con los requisitos para un síndrome depresivo mayor completo.

Trastorno depresivo persistente[1]

Este diagnóstico incluye y amplía el diagnóstico “trastorno distímico”, ahora en desuso. El paciente presenta síndrome depresivo mayor o 3 o 4 síntomas distímicos, entre ellos estado de ánimo deprimido, durante ≥2 años. En comparación con el trastorno depresivo mayor, el deterioro puede ser menos grave. Los síntomas distímicos son los siguientes:

  • Estado de ánimo deprimido.

  • Cambios en el apetito.

  • Alteración del sueño.

  • Baja autoestima.

  • Fatiga.

  • Mala concentración.

  • Desesperanza.

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad