Casos clínicos

Historia clínica

Una mujer de 45 años de edad presenta una historia de un mes de falta de sueño y estado de ánimo irritable, en el contexto de un reciente divorcio y una continua disputa con su exmarido por la custodia de sus 2 hijos adolescentes. Además, recientemente recibió un informe de mal desempeño en su trabajo debido a su incapacidad de cumplir con los plazos y tiene miedo de perder su trabajo. Explica que sus problemas laborales surgen de su incapacidad para mantenerse concentrada en el trabajo. Expresa sentirse inútil y, en ocasiones, se pregunta qué sentido tiene vivir. Se debe esforzar para seguir participando en las actividades de sus hijos y en otros intereses que antes disfrutaba; siente que simplemente está “haciendo las cosas por inercia”. Sufrió un episodio similar después del nacimiento de su segundo hijo, pero lo superó después de varios meses. Tiene antecedentes familiares de suicidio; su madre se suicidó cuando la paciente tenía 10 años de edad. Durante el examen es notorio el poco contacto visual y el llanto frecuente. Los resultados de sus pruebas, incluida la prueba de la hormona estimulante de la tiroides, son normales.

Otras presentaciones

En las personas de edad avanzada, la depresión se puede presentar como menos atención a los cuidados personales, retraso psicomotor, irritabilidad y apatía. Estos pacientes también pueden presentar trastornos cognitivos graves (déficits de memoria) como resultado de la depresión. Para esta población, se encuentran disponibles varias herramientas diagnósticas, como la Geriatric Depression Scale,[ escala de depresión geriátrica (Geriatric Depression Scale) ] y cuando el trastorno cognitivo es prominente, la Cornell Scale for Depression in Dementia. Cornell Scale For Depression in Dementia external link opens in a new window

Las mujeres en el periodo posnatal se encuentran en riesgo alto de depresión.[2] La evidencia sugiere que el cribado de las mujeres embarazadas y posnatales reduce el riesgo de depresión.[3][4] Los médicos deben vigilar a las pacientes durante el embarazo y las semanas posteriores al parto, y pueden realizar un cribado para detectar la depresión posnatal mediante la Escala de depresión posnatal de Edimburgo (Edinburgh Postnatal Depression Scale). Edinburgh Postnatal Depression Scale external link opens in a new window

Los pacientes con diabetes, cáncer, accidente cerebrovascular, infarto de miocardio (IM), obesidad y otras afecciones clínicas generales presentan tasas mayores de depresión que las personas sin afecciones de comorbilidad y puede presentarse con poca frecuencia con la falta de adherencia al tratamiento, múltiples síntomas inexplicables o síndromes de dolor crónico.[5][6][7][8] 

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad