Enfoque

Tranquilice a los pacientes sobre la naturaleza autolimitada de la afección y sobre que los síntomas generalmente desaparecen al cabo de 7 a 10 días. La gravedad y duración de los síntomas parece estar relacionada con lo que cree y siente el paciente acerca del tratamiento recibido; además, un tratamiento empático, según la percepción del paciente, está asociado a la mejoría de los síntomas y los marcadores bioquímicos.[31][32][33] Recomiende también al paciente medidas de higiene y la limitación de la propagación a otras personas, además de recordarle la importancia del descanso y de mantener una ingesta de líquidos para seguir hidratado. Las implicaciones del aumento de la ingesta de líquidos en las infecciones respiratorias agudas no se han estudiado en ningún ensayo hasta la fecha.[34] 

El pilar del tratamiento consiste en el alivio de los síntomas. Muchos medicamentos de venta libre prometen aliviar los síntomas del resfriado común; sin embargo, la evidencia para apoyar el uso de estos medicamentos es limitada.[35]

The BMJ: what treatments are effective for common cold in adults and children? external link opens in a new window

Fiebre y dolor

El paracetamol se recomienda para el dolor y/o la fiebre. La evidencia sugiere que puede ayudar con la congestión nasal y la rinorrea, pero no en caso de dolor de garganta, malestar general, estornudos o tos.[36] A pesar de ello, sigue siendo uno de los fármacos analgésicos-antipiréticos que más se usan y para muchos médicos es la primera opción en el manejo del dolor y la fiebre, tanto en adultos, como en niños.[37]

En una revisión sobre los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) se observaron beneficios para reducir el malestar, pero no en cuanto al alivio de los síntomas respiratorios. Se deben considerar los posibles efectos adversos (p.ej., efectos adversos gastrointestinales, erupción cutánea).[38] [ Cochrane Clinical Answers logo ] En estudios sobre el ácido acetilsalicílico se demostró su eficacia en el tratamiento del dolor y la fiebre y la ausencia de efectos secundarios gastrointestinales significativos con una dosificación a corto plazo,[39] aunque se ha observado un pequeño aumento en el riesgo de dispepsia.[40] El ácido acetilsalicílico se debe evitar en niños y adolescentes menores de 18 años, debido al riesgo de síndrome de Reye.

Los analgésicos están disponibles en formulaciones de un solo ´fármaco o en formulaciones combinadas (con descongestivos y/o antihistamínicos).

Síntomas nasales

Hay muchas formulaciones diferentes disponibles de decongestivos e/o histamínicos de venta libre para tratar los síntomas nasales (es decir, congestión, rinorrea, estornudos), tanto en formulaciones de monoterapia, como de terapia combinada.

En los adultos, los descongestivos y/o antihistamínicos son la mejor opción para los pacientes con síntomas nasales molestos; sin embargo, el efecto se considera reducido.[35]

Monoterapia descongestiva

  • Los descongestivos simpaticomiméticos están disponibles en formulaciones orales (p. ej., pseudoefedrina) o intranasales (p. ej., oximetazolina). No existe evidencia para apoyar el uso de una vía de administración sobre otra.[35] En una revisión de la Cochrane se observó un pequeño beneficio en el alivio de la congestión nasal a partir de dosis múltiples de descongestivos nasales (3 a 4 dosis por día durante 5 a 10 días), pero no estaba claro si esto era beneficioso para los pacientes.[41]

  • Se ha demostrado que las pulverizaciones nasales de oximetazolina son eficaces para reducir la resistencia de las vías respiratorias; sin embargo, hay evidencia limitada de que tengan beneficios para el paciente.[42][43] Se deben usar los descongestivos intranasales durante un máximo de 3 a 7 días debido al riesgo de congestión nasal crónica o de rebote (rinitis medicamentosa).

Monoterapia con antihistamínicos

  • En una revisión de la Cochrane se observó que los antihistamínicos sedantes (más antiguos, de primera generación) se asocian con el alivio de los estornudos y la rinorrea, pero no con la congestión nasal; con frecuencia se reporta el efecto de sedación. Los estudios que evalúan los antihistamínicos no sedantes (más modernos, de segunda generación) muestran un efecto poco claro sobre la congestión nasal, sin efecto sobre los estornudos o la rinorrea.[44]

Formulaciones de combinación de descongestivos y antihistamínicos

  • Los antihistamínicos y descongestivos a menudo se formulan juntos, con o sin analgésicos. Ciertas combinaciones de estos fármacos pueden mejorar la congestión, la rinorrea y los estornudos; sin embargo, la calidad de los datos de los ensayos para estas formulaciones es débil. Los efectos adversos incluyen dolor de cabeza, sedación e insomnio.[45] [ Cochrane Clinical Answers logo ]

Ipratropio

  • El ipratropio, un fármaco antimuscarínico, ha demostrado eficacia para el tratamiento de los síntomas nasales. En una revisión sistemática se encontró evidencia de baja calidad que indica que el aerosol nasal de ipratropio es eficaz para el tratamiento de rinorrea, en comparación con el placebo, pero no para la congestión nasal. Los efectos adversos (p.ej. sequedad bucal, hemorragias nasales, sequedad nasal) fueron más frecuentes en comparación con el placebo o la ausencia de tratamiento.[46]

En niños, la evidencia para estos tratamientos es más limitada. No existe evidencia de que los descongestivos alivien los síntomas nasales en niños y se sabe que causan efectos adversos (p.ej., somnolencia, trastornos gastrointestinales, daños más graves como convulsiones, frecuencia cardíaca rápida, y muerte). Por lo tanto, no se recomiendan descongestivos en niños menores de 6 años de edad, y se recomienda precaución en niños de 6 a 12 años.[35] La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. no recomienda productos para el resfriado que contengan un descongestivo y/o antihistamínico en niños menores de 4 años de edad, debido a posibles efectos adversos graves y potencialmente mortales.[47] Las recomendaciones varían en otros países. Por ejemplo, en el Reino Unido y Canadá, los tratamientos de venta libre para el resfriado no se recomiendan en absoluto en niños menores de 6 años de edad.

Existe evidencia de baja calidad de que las gotas o aerosoles de solución salina pueden ser eficaces y seguros en niños más pequeños. Mejoran la congestión nasal en niños de más edad y posiblemente reducen la gravedad de la rinorrea.[48]

FDA: use caution when giving cough and cold products to kids external link opens in a new window

A pesar de estas advertencias, los datos del Pediatric Cough and Cold Safety Surveillance System indican que la tasa general de efectos adversos relacionados con medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado en niños menores de 12 años es relativamente baja (1 efecto adverso por cada 1.75 millones de unidades de dosis vendidas), y que el 67% de los efectos adversos se relacionan con la ingestión accidental no supervisada. Las muertes fueron extremadamente poco frecuentes (0,6% de los pacientes) y no estaban asociadas a dosis terapéuticas.[49]

Tos

Están disponibles a la venta muchos supresores de la tos o expectorantes distintos, incluyendo formulaciones de un solo fármaco y formulaciones combinadas (a menudo combinadas con descongestivos y/o antihistamínicos). No existe evidencia para apoyar o refutar el uso de fármacos antitusivos, expectorantes, agentes mucolíticos de venta libre para reducir la incidencia de la tos en adultos o niños, particularmente en niños pequeños.[50][51]Sin embargo, el American College of Chest Physicians recomienda no usar medicamentos de venta libre para tos y resfriado para el tratamiento de la tos.[52]

Los medicamentos para la tos y el resfriado que incluyen opiáceos, como la codeína o la hidrocodona, no se deben usar en personas de 18 años o menos, ya que los riesgos (respiración lenta o difícil, mal uso, abuso, adicción, sobredosis y muerte) superan los beneficios cuando se usan para la tos en estos pacientes.[53]

Se ha demostrado que la miel ofrece más alivio de los síntomas de la tos en comparación con la ausencia de tratamiento, el placebo y la difenhidramina en personas de 1 a 18 años, pero no es mejor que el dextrometorfano.[54][52]

En una revisión sobre corticosteroides inhalados para la tos aguda y subaguda no se encontró evidencia suficiente para recomendar su uso rutinario en caso de infecciones agudas de las vías respiratorias en adultos. No obstante, algunos ensayos demostraron efectos beneficiosos, lo que sugiere la necesidad de realizar más estudios de buena calidad y poder estadístico adecuado.[55]

Antibioticoterapia

Es conocido que los antibióticos son ineficaces para los síntomas del resfriado común y que producen efectos adversos.[56] Los Centers for Disease Control de EE. UU. y el American College of Physicians no recomiendan el tratamiento antibiótico.[9] El National Institute for Health and Care Excellence (NICE) del Reino Unido también respalda esta recomendación.[57]

Los pacientes suelen pedir antibióticos en la consulta, pero cada vez existe más evidencia de que esto fomenta la aparición de cepas bacterianas resistentes y causa un daño innecesario. Existe evidencia limitada de que la secreción nasal purulenta que sugiere infección bacteriana no responda a los antibióticos.[56] Se ha encontrado que una prescripción tardía de antibióticos, junto con el asesoramiento sobre la evolución natural de la enfermedad y los tratamientos sintomáticos, reducen la tasa de uso de antibióticos (31%) en comparación con los antibióticos inmediatos (93%) con tasas similares de satisfacción de los pacientes.[58]Proporcionar información por escrito a los padres de los niños con infecciones de las vías respiratorias altas sobre el uso de antibióticos también puede reducir el número de antibióticos utilizados sin influir en el nivel de satisfacción de los padres.[59] Otras intervenciones que pueden tener un efecto sobre la reducción de la prescripción de antibióticos en las infecciones agudas de las vías respiratorias, en un contexto de atención primaria, incluyen la prueba de proteína C reactiva, el tratamiento de las infecciones guiado por procalcitonina y la toma de decisiones compartida entre los médicos y sus pacientes; sin embargo, sólo hay evidencia de calidad moderada en relación a estas intervenciones.[60]

Otros tratamientos con evidencia de eficacia limitadas o nulas

Ningún otro tratamiento está respaldado por la adecuada evidencia. Intervenciones como el zinc oral y nasal, la equinácea y el aire humidificado se han estudiado en ensayos controlados con placebo.[23][61][62][63][64][65] En general, mostraron una evidencia de eficacia mínima.

Se ha comprobado que la suplementación con vitamina C no tiene ningún beneficio sobre la incidencia de los resfriados.[21][22] Mientras que un estudio encontró que la vitamina C puede reducir la duración de los resfriados, revisiones sistemáticas (que incluyeron siete ensayos controlados aleatorios) encontraron que la vitamina C tenía un impacto mínimo o nulo sobre la duración del resfriado común en cuanto al número de días en casa o fuera del trabajo.[21][66] Sin embargo, se ha comprobado que la administración de dosis terapéuticas adicionales de vitamina C al comienzo de un resfriado, además de los suplementos de rutina, reduce la duración de los resfriados, reduce el tiempo de confinamiento en interiores y proporciona un alivio sintomático del dolor de pecho, la fiebre y los escalofríos.[67]

Tienen mucha popularidad los productos comerciales que se administran por inhalación, aunque la evidencia procedente de los datos de ensayos clínicos en favor de su eficacia es limitada. En estudios para evaluar una combinación de cromoglicato sódico intranasal e inhalado no se obtuvieron evidencias concluyentes sobre su eficacia.[68][69] Existen ciertas evidencias sobre la eficacia de los ungüentos mentolados para proporcionar un alivio sintomático.[70]Según la evidencia actual, no hay ningún papel para los corticosteroides intranasales en el tratamiento del resfriado común.[71]

Los tratamientos para los que hay evidencias de que se benefician de un solo ensayo o de ensayos de mala calidad incluyen el té verde, el ajo, diversas medicinas herbales chinas, la píldora de goteo Huo Xiang Zhengqi, el geranio africano y el Pelargonium sidoides (también conocido como umckaloabo).[72][73][74][75][76][77][78][79] Existe evidencia limitada que sugiere que el espino cerval de mar no surte ningún efecto.[80] Una revisión sistemática encontró evidencia que respalda el uso de la baya del saúco negro (Sambucus nigra) para reducir los síntomas de las vías respiratorias altas.[81] Una revisión de la Cochrane encontró que los productos homeopáticos no mostraron ningún beneficio en términos de tasas de curación o prevención de las infecciones respiratorias agudas en los niños, en comparación con el placebo.[82]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad