Etiología

La mayoría de los resfriados comunes están causados por rinovirus (hasta el 50%), de los que existen muchos tipos.[9][11] Otros agentes patógenos conocidos incluyen el coronavirus (10% al 15%), el virus de la gripe (5% al 15%), el virus de la parainfluenza (5%), el virus sincitial respiratorio (5%) y el metaneumovirus.[9] Con frecuencia, se identifican microorganismos no infecciosos. Se puede producir una reinfección tras la reexposición al mismo subtipo de virus, pero la enfermedad suele ser más leve y de menor duración. Existe una asociación entre adenovirus y enterovirus y el resfriado común. La faringitis se debe normalmente a los adenovirus, que además pueden provocar infecciones de las vías respiratorias bajas. Ciertas bacterias comunes de las vías respiratorias (Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis) pueden estar asociadas con el resfriado común.[12] Sin embargo, esto no tiene implicaciones en términos de tratamiento antibiótico para el resfriado común típico.

Fisiopatología

Pocos días después de la inoculación vírica, se produce una entrada de leucocitos polimorfonucleares (PMN) en la submucosa nasal que se correlaciona con los síntomas.[13][14] No hay evidencia de que la secreción purulenta esté relacionada con infección bacteriana ni que responda a los antibióticos.[9]

Clasificación

Clasificación internacional de atención primaria, segunda edición (CIAP-2)[1]

  • R74 Resfriado común

Clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas de salud relacionados, décima revisión (ICD-10)[2]

  • J00 Nasofaringitis aguda (resfriado común)

  • J01 Sinusitis aguda

  • J02 Faringitis aguda

  • J03 Amigdalitis aguda

  • J04 Laringitis y traqueítis agudas

  • J05 Laringitis obstructiva (crup) y epiglotitis agudas

  • J06 infecciones de las vías respiratorias altas (IVRA) agudas en sitios varios o sin especificar.

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad