Prevención secundaria

Se recomienda que las personas con tos adopten algunas medidas de higiene respiratoria, como lavarse las manos y usar pañuelos desechables, para reducir el riesgo de propagación.

En general, en los casos en los que se ha diagnosticado infección por Legionella pneumophila, está justificado realizar una prueba diagnóstica epidemiológica (ya sea a cargo del equipo local de control de la infección o con una prueba diagnóstica epidemiológica oficial) para evitar mayor exposición y más infecciones,[29][100][101] y para mejorar las medidas de eliminación de la Legionella en el agua.[102]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad