Anamnesis y exploración física

Factores clave de diagnóstico

Entre los factores de riesgo clave, se incluyen el tabaquismo y la exposición a infecciones.

En los pacientes que tienen bronquitis aguda, la tos generalmente dura <30 días. Sin embargo, existen algunos estudios en los que se ha demostrado que la tos persiste durante >30 días en aproximadamente un cuarto de los casos.[2] Por ello, la bronquitis aguda puede aún estar presente en pacientes que han tenido tos durante >1 mes.

La tos puede ser productiva, con esputo transparente, blanco o con coloración.

La bronquitis aguda solo debe diagnosticarse cuando se excluyen como causas problemas respiratorios subyacentes tales como el asma. La diferencia principal entre el asma y la bronquitis aguda es la cronicidad del broncoespasmo. En el asma, el broncoespasmo es recurrente y progresivo.

La bronquitis aguda puede ser diagnosticada una vez que otras enfermedades como la neumonía, la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) y el goteo postnasal se excluyen como causas. La identificación de estertores durante la exploración sugiere un cuadro de neumonía o ICC.

Otros factores de diagnóstico

Es posible que se presente febrícula.

Puede haber sibilancias, en especial en la espiración forzada.

Es posible que se presenten roncus.

Factores de riesgo

Debido a que la bronquitis aguda está relacionada con enfermedades virales e infecciones bacterianas atípicas, la exposición es el mayor riesgo para la enfermedad. A esto se debe el aumento estacional en los meses de invierno y en los pacientes en estrecho contacto con quienes tienen alguna infección respiratoria.

Si bien el tabaquismo está claramente relacionado con la bronquitis crónica y con el empeoramiento del asma, hay escasa evidencia basada en la población que indique que el tabaquismo aumente el riesgo de tener bronquitis aguda. Sin embargo, debido a la inflamación bronquial subyacente presente en los fumadores, se conjetura que estos son más propensos a presentar episodios más graves y solicitar asistencia médica cuando desarrollan bronquitis aguda.

Hay evidencia limitada de la existencia de una asociación entre la contaminación del aire de los hogares (procedente del uso doméstico de combustibles sólidos) y el riesgo de infección aguda de las vías respiratorias bajas.[7]

El uso de este contenido está sujeto a nuestra cláusula de exención de responsabilidad