Procedural videos

Demostración animada de la inserción de una sonda nasogástrica

Equipo necesario

El equipo necesario para esto incluye:

  • Sonda nasogástrica de tamaño y tipo adecuados (agujero fino o tipo de Ryle)

  • Gel lubricante o agua

  • Guantes y delantal de plástico

  • Cinta adhesiva/boquilla adhesiva hecha para este fin

  • Jeringa de 30 mL entérica (alimentación)

  • Bolsa de drenaje o tubo de conexión

  • Papel de pH universal

Contraindicaciones

  • Fractura de base del cráneo: no se debe usar una sonda nasogástrica en pacientes con una fractura de base del cráneo, ya que puede ocasionar colocación intracraneal.

  • Traumatismo facial.

  • Neurocirugía transetmoidal/transesfenoidea anterior.

  • Anastomosis esofágica y cirugía gástrica en pacientes postoperatorios (a menos que un especialista realice la inserción con inserción endoscópica directa).

  • Negativa del paciente

Indicaciones

  • Alimentación entérica.

  • Administración de fármacos.

  • Obstrucción del intestino delgado y grueso.

  • Obstrucción de la salida gástrica.

  • Dilatación gástrica aguda.

  • Íleo paralítico.

  • Para prevenir la aspiración del reflujo gastroesofágico distal a una anastomosis esofágica (colocada bajo visión directa intraoperativamente).

  • Cirugía gastrointestinal postoperatoria (intraoperativamente colocada). También pueden ser sondas nasoyeyunales, donde el final se encuentra más distal en el yeyuno.

Complicaciones

  • Es frecuente que se descoloque el tubo o se quite en un paciente confuso o agitado.

  • Puede producirse epistaxis.

  • Una mala posición seguida de aspiración del líquido en el árbol bronquial puede provocar neumonía por aspiración y compromiso respiratorio grave.

  • Los tubos de alimentación se pueden obstruir con el sustrato de alimentación, requiriendo reposición si la obstrucción no puede resolverse con líquidos claros o líquidos efervescentes.

  • Si ocurre la posición indebida en un paciente con una base de fractura de cráneo, se puede producir un posicionamiento intracraneal. Por esta razón, no se debe usar tubos de sonda nasogástrica en pacientes con una fractura de base del cráneo presunta o confirmada.

  • Se pueden evitar la mayoría de las complicaciones asegurando el posicionamiento correcto del tubo nasogástrico.

Cuidados en salud al alta hospitalaria

Se debe comprobar la posición de la sonda nasogástrica. Se debe seguir la guía de práctica clínica local de su organización en cuanto al método a seguir. Los métodos incluyen:

  • Aspiración - aspirar líquido gástrico y probar en papel pH. El líquido gástrico debe ser ácido, con un pH entre 1 y 5.5. La National Patient Safety Agency en Inglaterra recomienda que se debe probar el aspirado en el papel indicador del pH marcado CE para el uso en aspirado gástrico humano.[50]

  • Radiografía de tórax - si el pH es superior a 5.5, o si no puede aspirar líquido gástrico, solicite una radiografía de tórax. La radiografía debe mostrar la sonda nasogástrica radiopaca siguiendo la línea del esófago (y evitando los contornos de los bronquios), bisecando la carina y cruzando el diafragma en la línea media, así como la punta de la sonda debe estar visible por debajo del hemidiafragma. Es importante señalar que, debido a que el diafragma está abovedado, es posible que la punta de la sonda nasogástrica parece que esté por debajo del diafragma, pero todavía pueda posicionarse en el pulmón. Por lo tanto, es importante no utilizar este criterio por sí solo para evaluar el posicionamiento correcto.